sábado, diciembre 15, 2018
Inicio > Derechos Humanos y Justicia Social > El problemita de un escape de gas

El problemita de un escape de gas

Por Alfredo SAYUS

En una actitud inmoral, el Presidente Mauricio Macri expresó en un acto, ante cientos de jubilados, que los préstamos que les otorga el ANSES pueden servir, entre otras cosas, para resolver problemitas como el de un escape de gas.

Estos dichos de Macri fueron horas después que explotara la Escuela N° 49 de Moreno por un escape de gas, ocasionando la muerte del auxiliar Rubén Rodríguez y la vicedirectora Sandra Calamaro.

Escape de gas que debía resolver el gobierno de la Provincia de Buenos Aires si tuviera un plan de infraestructura acorde a las necesidades de los edificios públicos. El jueves 2 de agosto la Educación Argentina, la sociedad argentina vivió el momento cúlmine de un gobierno desentendido del Estado.

Ningún funcionario de primera línea provincial o nacional emitió palabra ante el hecho.

Tal vez consideraron que no lo ameritaba porque, después de todo, para el primer mandatario, un escape de gas es sólo un problemita.

Dos vidas se perdieron en un hecho violento que era evitable si se escuchaba la voz de los reclamos. Cientos de vidas se están vulnerando día tras día por las mismas medidas neoliberales del gobierno que convierte en indignos a los trabajadores porque ya no tienen trabajo, en olvidados a los pobres porque ya no hay más líneas para descender por debajo de la NBI y en invisibles a los que enviaron por debajo de ésta porque ya no les queda ni la esperanza.

Como tantos otros derechos del pueblo, la educación nunca les importó a los gobiernos del capitalismo salvaje como el que hoy encarnan Macri, Vidal y sus equipos. Por eso explotan las escuelas, por eso mueren dos trabajadores que, literal y lamentablemente, dejaron sus vidas por los pibes.

Pibes que Vidal no imagina en una Universidad pública. Pibes que para Michetti tienen que entender que son pobres. Pibes que para Prat Gay si son de Santiago del Estero no deberían gobernarnos nunca. Pibes que para González Fraga les hicieron creer que podían comprar celulares, plasmas, autos, motos y viajar al exterior.

En un acto de valentía, solidaridad y enorme entereza, la comunidad educativa de la Escuela N° 49 decidió sostener el funcionamiento del comedor escolar para los pibes del barrio. Comedor sin comedor, porque explotó ante la desidia del gobierno. Pero igual docentes y familias están allí, con un plato caliente, con el amor que sólo puede darle el pueblo al pueblo.

En el SUTEBA Moreno (Dorrego 2766) reciben donaciones de alimentos no perecederos.

El problemita no es el escape de gas. El problema son quienes nos gobiernan que, muy probablemente, tendrán que salir de escape.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *