Inicio > Cultural > Eva, la mujer sin tiempo

Eva, la mujer sin tiempo

Por Alfredo SAYUS

María Eva Ibarguren, autodenominada Duarte a fuerza de perseverancia y de vencer el ninguneo de uno de los tantos machirulos de principios del siglo XX, no fue una mujer de su tiempo. Fue una mujer sin tiempo.

Pobre y solidaria la emprendió contra la oligarquía terrateniente que manejaba el país y empoderó a otros pobres como ella. Metió a las mujeres en la política en épocas inauditas para que eso ocurriera. Fue la pionera de las PyMEs repartiendo máquinas de coser “Borletti” con la que cientos de mujeres organizaron empresas familiares.

Acusada de repartir juguetes y comida reproduciendo la dádiva, en realidad combatió la pobreza y otorgó estado de derecho a millones de argentinas y argentinos en pos de un proyecto superior que se identificaba con la justicia social encarnada por Perón. No se puede pensar si uno no come. No se puede ser niño sin juguetes.

No creó a Perón, pero lo puso en la senda de las otras dos premisas históricas del Justicialismo: la independencia económica y la soberanía política. Si Evita viviera no sería Montonera, como gustaba decir a los jóvenes setentistas en años de resistencia y de regreso del General, seguiría siendo la mujer sin tiempo y tomaría decisiones que se entenderían 70 años después, como ocurre ahora.

Entendió la política desde la miserabilidad de su condición social y desde la carga que significaba ser mujer en tiempos de imperativos colectivos que imponían el cuidado de hijos, la limpieza de la casa y el atender a maridos proveedores. Pero no se consideraba feminista por esto, simplemente exigió otro lugar para la mujer y lo logró.

Copió buenas ideas otorgándoles el voto y dedicó su vida a crear un pueblo feliz. Fue la mujer sin tiempo porque seguirá vigente más allá de los cien años de su natalicio. La mujer sin tiempo que, irónicamente, concretó todos sus logros en tan sólo 8 años. Tal vez fuera el tiempo justo y necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *